Translator

jueves, 9 de noviembre de 2017

Azpeitia desde las alturas


Buenos días!

                        

      Esta pequeña ruta de unos 10 km nos llevara por la línea de montes que se encuentran al este de Azpeitia. Las vistas en un día despejado llegan hasta los montes de Aralar al sur y el mar al norte.

Venta Etumeta




      La ruta empieza en la venta de Etumeta, a la que se accede por una estrecha carretera desde el barrio de Bentabarri al sur de los montes.




      Desde aquí seguiremos por un camino asfaltado que dejaremos para subir por un sendero a la altura de un caserío en ruinas.  La ruta es muy intuitiva y lo único que debemos hacer es seguir la cordillera por alguno de los caminos. Son unos 4-5km, que nos llevaran hasta un monolito de piedra, la cima sobre el pueblo de Azpeitia.

      Desde aquí, en un día despejado, podremos ver sin mucha dificultad, entre otros edificios, el santuario de Loiola, el convento de Olatz, el Ayuntamiento, el casco antiguo en la margen derecha del rio Urola, y los montes de Aralar al sureste.
Montes de Aralar

Plaza mayor junto al Urola

Convento de Olatz

Santuario de Loiola

Azpeitia




lunes, 30 de octubre de 2017

Sierra de Gredos- Ruta circular (Almanzor-Laguna Grande)


Buenos días!

         Si has entrado en esta pagina puede que sea porque planeas una escapada a la sierra de Gredos y buscas posibles rutas con las que poder conocer este bonito y singular paraje de nuestra tierra. Pues bien, si eso es lo que buscas, esta puede ser tu respuesta.


Vista general de la ruta

             

       Esta ruta te llevara por los lugares mas emblemáticos de la sierra de Gredos, como el pico del Almanzor y la Laguna Grande. Se trata de una ruta no apta para todo el mundo, ya sea porque discurre por lugares no señalizados y abruptos o debido a que se trata de una ruta de largo recorrido, realizable en una marcha de entre 10 y 12 horas. Por ello, es recomendable hacer la ruta en verano, ya que dispondremos de mas horas de sol.

   Ficha técnica
   Recorrido:20,7km
   Desnivel positivo: Unos 1400-1500m, dividido en 4 subidas  
   bien diferenciadas.
   Recomendaciones: Es recomendable llevar un mapa, ropa de
   abrigo por si cae la noche, comida y algo de agua, ya que las
   fuentes del camino están muy distanciadas entre si. No realizar
   esta ruta solo.


   La ruta comienza en el parking de la plataforma de gredos(1800m), lugar típico de el que comienzan la mayoría de las rutas de la sierra. Deciros que este parking es de pago, pero solo a partir de las 8, por lo que os recomiendo empezar la caminata sobre las 7 y media, para poder hacer toda la ruta de día. Hay disponibles también autobuses desde pueblos cercanos.

    Desde aquí, debemos subir valle arriba durante unos 10 minutos, zigzagueando por un camino de losas de piedra bien marcado y transitado. La cabeza de este valle se abre a una gran pradera frecuentada por vacas y otros animales de cría. Nosotros debemos encaminarnos hacia el suroeste, siguiendo unos paneles que nos indican la Laguna Grande. Atravesamos la pradera, cruzamos un pequeño puente sobre un riachuelo y comenzamos una subida por las faldas del Morezón (2100m), que nos conducirán al siguiente valle, situado en paralelo al que hemos dejado atrás, en el eje norte sur.

    Tras superar este alto, bajaremos bordeando hacia la laguna por la ladera este del valle, por el camino empedrado, bien señalizado de momento. En esta bajada encontraremos la primera fuente del camino (unos 40min).       

Bajada hacia la laguna Grande (en sombra). Marcado en rojo, el Almanzor.
                           
    Después de completar la bajada, llegaremos al borde de la Laguna Grande (1 hora). Aquí nos toparemos con una señal con dos carteles, uno que nos llevara al refugio, y el otro, el que esta vez seguiremos, que indica el camino hacia las cinco lagunas.
Este es el momento en el que el camino empieza a ser menos claro.

    El siguiente paso que debemos dar es cruzar de orilla la Laguna Grande. Lo haremos por el vado que encontraremos  siguiendo el camino que hemos tomado. Este camino nos llevara de nuevo hacia el norte, durante unos cinco minutos hasta toparnos con  un camino que zigzaguea muy cerradamente colina arriba. El camino es bastante intuible en este momento. Debemos seguir unos monolitos que nos iran guiando poco a poco hasta el paso (2000m) que nos conducirá al siguiente valle.

    Sobre nuestras cabezas, a mano izquierda, tenemos en este momento el Risco Negro, imponiendo su escarpada ladera. Ante nosotros, vemos al frente la gran mole de cabeza nevada. Subiendo esta montaña y bajando por su ladera oeste, encontraríamos las ya anunciadas Cinco Lagunas. Dejaremos esta ruta para otra ocasión.

En frente, Cabeza nevada. Seguiremos hacia la izquierda por el gargantón.

      Esta vez, debemos bajar a los pies de Cabeza Nevada, a una pequeña pradera, y girar bruscamente hacia la izquierda para ascender por el pequeño  gargantón. Las señales aquí prácticamente desaparecen, a excepción de algunos monolitos que quizá encontremos mientras subimos de piedra en piedra junto a una bonita cascada. A partir de aquí, debemos guiarnos únicamente por el mapa. Es muy importante reconocer sobre este las diferentes cumbres del entorno sobre el terreno, para asi no desviarnos de nuestra ruta.

     Aun asi, y tomando todas las precauciones necesarias, resulta bastante intuitivo el camino a seguir, valle arriba en paralelo a ambas paredes de roca a priori mas inaccesibles.

     Llegaremos tras unos 20 minutos de ascenso a un  llano en medio del valle, un lugar verdaderamente maravilloso. En este remanso de paz, con un bonito lago en el centro, fue donde comimos nosotros, y donde os recomiendo hacerlo, ya que a partir de aquí comienza el tramo mas "escabroso", a mi parecer.

   Una vez dejado el lago atrás, debemos seguir valle arriba por un estrecho desfiladero, de piedra en piedra. No es una subida difícil, si uno la hace poco a poco, sin prisa. La base se encuentra a unos 2000m y debemos ascender casi 500m, pero con paciencia se consigue sin demasiado problema. En esta zona es muy posible encontrar nieve en cualquier época del año, debido a las condiciones de sombra que se dan en este estrecho valle. Nosotros fuimos en julio y aquí y allá quedaba todavía alguna mancha.

Empinada subida tras el pequeño lago. A la derecha la inmensa pared de la Galana

    Una vez hayamos subido este pedregal, llegaremos a una pradera de hierba. A nuestra izquierda se encuentra el Ameal de Pablo, montaña celebre de la zona, con su escarpado perfil. Al frente, al fondo, deberíamos ver el Almanzor, objetivo de esta ruta, siguiendo el perfil de la cadena montañosa en la que se encuentra también el Venteadero, cumbre que es nuestro siguiente objetivo. A la derecha, la montaña que se ve imponiendo su figura sobre las demás es la Galana(2564m), otra de las míticas cumbres de la zona, la segunda cumbre mas alta de la sierra.

Vista atrás desde la pradera. Descansan sobre las rocas algunas cabras montesas.
    Subimos por un camino poco marcado hacia la cresta que se encuentra hacia el oeste, en donde encontraremos la modesta cima del Venteadero (2400m). Desde aquí debemos ir cresteando hacia el sur. Lo mejor es preguntar a alguno de los montañeros que probablemente encontremos por la zona.

        Pasaremos rumbo al Almanzor bajo el cuchillar de los Ballesteros, una serie de peñascos casi inaccesibles. Debemos ir siguiendo los grandes monolitos de piedra que aquí y allá se desperdigan por la ladera, por la cara que da al interior del circo de Gredos.

      Cuando lleguemos a la base del Almanzor, encontraremos el portillo de los cobardes. Un portillo que da a la otra cara de la montaña, a la que debemos cruzar cuando por nuestro lado ya es imposible continuar. Todo esto sigue estando mas o menos bien señalizado por piedras apiladas. Para cruzar debemos trepar un poco, nada complicado. Una vez cruzamos seguimos bordeando la ladera hasta encararnos a los últimos metros del Almanzor por su cara oeste.

Haremos los últimos metros de trepada por la cara oeste del Almanzor, la mas accesible

    Aquí empieza otra trepada con algo mas de dificultad, que nos llevara sin perdida a la cima (2594m). A nuestros pies observamos el circo de Gredos, la Laguna Grande, y  el embalse de Rosarito junto a varios pueblos al sur.

       Para regresar debemos volver sobre nuestros pasos hasta la pradera junto al Ameal de Pablo. Desde aquí nuestro camino difiere de el tomado anteriormente. Tomaremos el llamado canal de los geógrafos para descender dejando el Ameal a nuestra izquierda. El camino es intuitivo, junto a un pequeño regato que desciende por el centro del canal desde el pequeño lago en la pradera arriba, hasta la Laguna Grande.
El imponente Ameal de Pablo. Mas cabras montesas.
                                            
   El descenso se hace relativamente largo, ya que las distancias engañan en un paisaje tan homogéneo. Debemos descender desde los 2300m aproximadamente, hasta los 1800m de altitud a los que se encuentra la Laguna. Esta bajada también esta señalizada por piedras amontonadas aquí y alla.

Descenso desde la cumbre del Almanzor, bajo el cuchillar de Ballesteros y por el canal de los Geógrafos

    Al final de la misma, nos encontraremos con el refugio de Elola, bien equipado. Se encuentra al borde de la Laguna, en un entorno realmente idílico. Desde aquí ya no hay perdida. Un rodado camino de losas de piedra nos llevara bordeando la laguna por el este hacia la bifurcación por la que ya hemos pasado antes, cuando nos dirigimos hacia las cinco Lagunas. Desde aquí solo nos queda volver al parking por el mismo camino de antes.

    Por último, comentaros algunos de los animales que fácilmente veréis en algún momento si decidís realizar esta ruta o casi cualquiera que recorra algún rincón de esta sierra.

      Es típica y relativamente abundante en la zona, el que de hecho es el emblema del Parque, la cabra montés. Esta bastante adecuada a la presencia de los humanos, por lo que no es raro verlas pastando cerca del refugio de Elola.

Macho de cabra montés

     Entre las aves, son comunes los colirrojos tizones,escribanos, las collalbas, los acentores alpinos y las chovas piquirrojas, entre otras. Tampoco es difícil ver aves de presa por la zona.
    Bueno, pues con esto creo que queda ya todo dicho acerca de esta maravillosa y completa ruta. Si tenéis alguna duda podéis comentármela y tratare de resolverla, aunque os recomiendo ir a las oficinas del Parque el día anterior para tener una información mas completa de la ruta. Sin mas que añadir, me despido.¡Hasta otra!




lunes, 25 de septiembre de 2017

Conociendo Albarracin

¡Buenos días!

Balcones típicos

        En este día de hoy vengo con algo diferente. Quiero recomendaros uno de los pueblos por los que pase este verano. Se trata, como ya habréis visto en el título, del hermoso pueblo de Albarracín.

Hacia la Catedral

     Este pequeño pueblo, enmarcado en la sierra del mismo nombre, se trata de uno de los pueblos medievales mejor conservados de España. Posee varios edificios de interés histórico.
Catedral con el Alcazar al fondo

Murallas cristianas del siglo XIV

     Sus calles empinadas y estrechas ofrecen un sinnúmero de rincones pintorescos. Entre sus edificios mas representativos se hayan la catedral del Salvador, el Alcazar , la plaza del Ayuntamiento y una impresionante muralla exterior del siglo XIV.

Estrechos callejones de camino a la Catedral

   Si lo visitáis, también se encuentra cerca un acueducto romano excavado en la roca bastante impresionante, además de un pequeño museo dedicado a los dinosaurios  que  poblaban esta zona, parte de un museo mayor que se encuentra en Teruel, Dinnopolis. 



Panorámica de la parte antigua desde la Catedral

    Por último, comentaros un encuentro que tuvo lugar en este particular pueblo. Mientras sacaba la foto que esta inmediatamente bajo estas líneas, apareció tras el dique la serpiente que aparece en las fotos. Si alguien conoce el nombre de la misma, agradecería que lo pusiera en los comentarios.











          Sin nada mas que añadir, me despido. Eskerrik asko por pasaros y nos vemos pronto!

domingo, 9 de julio de 2017

Visitando el Parque Natural de la Mata-Torrevieja




¡Buenos días!

        Hace un par de semanas visité el parque natural de la laguna de la Mata, junto a Torrevieja, en la provincia de Alicante. Se trata de un conjunto de dos salinas, separados por un anticlinal, y conectado al mar mediante un canal que nutre de agua salada a las salinas de la laguna.

       Por ello, la vegetación dentro de la laguna es escasa, pero en las orillas existen carrizales y juncales, hogar de multitud de aves y mamíferos. A continuación os muestro algunos de los que nosotros pudimos ver durante la visita.

      Entre las aves, muy abundantes en este entorno, se encontraban las cigüeñuelas. Pudimos disfrutar un rato de ellas ya que un nido se encontraba cerca y anduvieron un rato sobrevolándonos. Otras aves acuáticas  que pudimos ver durante la visita fueron los archibebes, las avocetas, charranes, gaviotas de todo tipo, un par de somormujos lavancos...

Serie de fotos a cigüeñuelas en vuelo

Cigüeñuela

Cigüeñuela



Cigüeñuela
Cigüeñuela


     Especial mención merecen los flamencos. Son uno de los mayores atractivos de la reserva ya que en época de cría llegan a congregarse aquí cerca de unos 2000 ejemplares, cubriendo de tonos rosados amplias zonas de la laguna. Se ven aquí y allá grupos enormes de estas aves, realizando todo tipo de tareas, como alimentarse o secar sus alas al sol.




     Entre las aves que pudimos ver en las praderas que rodean la laguna destacan los cernícalos vulgares, un mochuelo,perdices y codornices, varios  jilgueros y bisbitas, además de una pareja de alcaudones comunes.
Alcaudón común

Pareja de alcaudones comunes

   Entre los mamíferos que contemplamos sin mucha dificultad estuvieron los conejos, las liebres y las ardillas. Hablamos con un lugareño que nos comentó que había una plaga de conejos, y la verdad es que estaban por todos lados.





    Por último, destacar una pareja de zorros que vimos junto a la laguna. Esta foto es la única que pude hacer mientras se internaban en una zona boscosa.


Indicios de zorros

Cráneo de pequeño roedor


      Y con esta última foto me despido. Espero que os haya gustado y que tengáis ahora una mejor idea de los animales que se pueden ver en este precioso paraje. Aquí me despido.¡Hasta otra ocasión!